Skip to content

¿Qué es la gota? Tu guía para esta dolorosa condición

Noviembre 1, 2021

Doloroso y debilitante, el número de personas que padecen gota va en aumento, pero ¿qué es exactamente y cómo se puede controlar?

La gota es una forma de artritis que causa dolor intenso, enrojecimiento y sensibilidad en las articulaciones.

Según un estudio del Instituto Kolling de Investigación Médica, los casos australianos han aumentado hasta en un 20 por ciento en las últimas dos décadas, lo que convierte a Australia en el segundo país del mundo con mayor prevalencia de gota detrás de Nueva Zelanda.

En el estudio, la investigadora principal, la Dra. Emma Smith, dijo que es probable que la tendencia al aumento de los casos de gota continúe a medida que aumenta el envejecimiento de la población.

“Los intentos de disminuir la aparición de la enfermedad y la carga futura de la gota requieren una mejor conciencia, especialmente de los factores de riesgo y el diagnóstico y tratamiento tempranos”, escribió el Dr. Smith en el informe del estudio.

  • Muévelo o piérdelo: ¿Cuáles son los mejores ejercicios si tiene artritis?

¿Qué causa la gota?

La gota ocurre cuando el urato se acumula en la sangre y forma cristales en una articulación.

Nuestro cuerpo generalmente elimina el urato a través de los riñones y lo pasa a la orina.

Pero cuando producimos demasiado urato, o si tenemos demasiado en nuestra dieta, se pueden formar los cristales que pueden desencadenar un ataque repentino de gota que puede durar de unos días a algunas semanas.

La gota afecta con mayor frecuencia el dedo gordo del pie, pero también puede afectar los pies, tobillos, rodillas, codos, muñecas y dedos.

¿Cuáles son los síntomas de la gota?

El dolor intenso en las articulaciones, la hinchazón y el enrojecimiento y la sensación de calor en las articulaciones son signos de gota.

“Es probable que la gota todavía esté infradiagnosticada”, dice el reumatólogo de Adelaide, el Dr. David Bursill, de Arthritis Australia.

“Debido a que es episódico, la gente no siempre busca tratamiento. Pero es una enfermedad crónica.

“La gente piensa que se enciende y recae, pero si ha tenido un brote de gota, tiene gota y, a menos que tome algo para disolver los cristales, permanecen en la articulación causando daño”.

  • Función y forma: Cómo cuidar tus articulaciones

¿Quién tiene riesgo de gota?

Si bien cualquier persona puede verse afectada por la gota, es más común en los hombres y más probable en las personas mayores.

Un estudio del Reino Unido descubrió que tener un padre con gota duplica el riesgo de contraer la enfermedad, mientras que otros factores que pueden aumentar el riesgo de gota incluyen el uso de diuréticos, el sobrepeso u obesidad y la enfermedad renal.

El Dr. Bursill dice que los refrescos endulzados artificialmente pueden aumentar sustancialmente los niveles de urato y provocar la formación de cristales y gota.

“La asociación con factores de riesgo cardiovascular como la presión arterial alta y la diabetes tipo 2 está aumentando”, dice el Dr. Bursill.

“Creo que los problemas de estilo de vida han impulsado el aumento de casos, aunque la conexión no es muy conocida”.

Agrega algunos medicamentos para el corazón y diuréticos que también aumentan los niveles de urato en la sangre, al igual que alimentos como carnes rojas, mariscos, despojos y cerveza.

  • Mejores chicos: Las 5 principales preocupaciones de salud para los hombres

¿Cómo se trata la gota?

Un médico podrá confirmar un diagnóstico de gota y recomendar el mejor curso de tratamiento.

Algunos medicamentos pueden ayudar a controlar el dolor y la hinchazón causados ​​por la gota, mientras que otros se recetan para reducir los niveles de ácido úrico y reducir los ataques posteriores.

Sin embargo, el Dr. Bursill dice que los tratamientos preventivos pueden tardar algún tiempo en surtir efecto, por lo que es importante seguir con el programa.

“Una semana o dos después de comenzar con la medicación, un paciente puede tener un brote peor, pensar que la medicación no está funcionando y suspenderla”, dice.

“Es importante que los pacientes comprendan que esto puede suceder durante los primeros meses, pero eventualmente esos brotes desaparecen”.

  • Vivir bien: Principales formas de lidiar con el dolor crónico

¿Puede la dieta ayudar a prevenir y controlar la gota?

Un estudio a largo plazo que comparó la dieta DASH (o enfoques dietéticos para detener la hipertensión) y una dieta occidental encontró que la dieta DASH estaba relacionada con un menor riesgo de gota.

La dieta DASH incluye una alta ingesta de frutas, verduras, nueces, legumbres, productos lácteos bajos en grasa y granos integrales y cantidades más bajas de sal, bebidas endulzadas y carnes rojas y procesadas.

Mantenga un peso corporal saludable y pierda peso lentamente si es necesario: la pérdida de peso rápida puede aumentar los niveles de ácido úrico, según Musculoskeletal Australia.

La organización también recomienda beber mucha agua y hacer ejercicio durante al menos 30 minutos la mayoría de los días de la semana.

Comer alimentos con niveles más bajos de purinas, ya que las purinas ayudan a formar uratos, también puede ayudar a controlar la gota, por lo que los alimentos que se deben evitar incluyen cerveza, carnes rojas, despojos, mariscos y edulcorantes artificiales, dice el Dr. Bursill.

Escrito por Sarah Marinos.