¿Por qué nos sangra la nariz?

Alrededor del 60 por ciento de las personas tienen hemorragias nasales al menos una vez en la vida. ¿Cuándo se convierten en un problema y cómo los gestiona?

Desde el clima hasta los medicamentos o la agitación digital, eso es hurgarse la nariz en el lenguaje común, una variedad de situaciones pueden desencadenar una hemorragia nasal.

En la mayoría de los casos, no son motivo de preocupación; hasta el 25 por ciento de las personas tendrá hemorragias nasales regulares.

Causas de hemorragias nasales

En niños y adolescentes, las hemorragias nasales, conocidas médicamente como epistaxis, son particularmente comunes.

En este grupo de edad las causas más frecuentes son los traumatismos, como un golpe en la nariz en el patio de recreo o durante un partido de fútbol, ​​y hurgarse la nariz.

Nuestra nariz tiene un abundante suministro de sangre con abundantes vasos sanguíneos y hurgarse la nariz irrita estos vasos sanguíneos tan sensibles en la parte superior de la nariz. Cuando esos vasos estallan, comienza a sangrar por la nariz.

  • Aliviar los estornudos: Cómo manejar la fiebre del heno

En los adultos, las hemorragias nasales también pueden ser causadas por infecciones nasales y de los senos nasales en curso que dañan el revestimiento delgado de la pared de la nariz y el tejido blando de la nariz.

El Dr. Abhi Verma, del Royal Australian College of General Practitioners, dice que el daño causado por las infecciones hace que los vasos sanguíneos sean más sensibles y propensos a sangrar.

“Algunos tipos de medicamentos también pueden aumentar la frecuencia de hemorragias nasales. Estos incluyen medicamentos como la aspirina y la warfarina que son anticoagulantes y medicamentos no esteroides ”, dice el Dr. Verma.

  • Medida preventiva: ¿Debería seguir tomando su dosis diaria de aspirina?
  • Guía: Lo que necesita saber sobre los antibióticos

El clima cálido puede ser otro desencadenante porque el calor hace que los vasos sanguíneos se dilaten, lo que puede aumentar la probabilidad de sangrado.

En el otro extremo, el clima muy frío también puede ser un desencadenante.

Nuestra nariz ayuda a calentar y humedecer el aire que respiramos, pero en temperaturas muy frías cuando respiramos aire seco por períodos más largos, nuestros vasos sanguíneos se deshidratan e irritan y son más propensos a sangrar.

Cuándo consultar a un médico por hemorragias nasales

Las hemorragias nasales ocasionales no suelen ser motivo de preocupación.

Pero si son prolongados o los está recibiendo de dos a cuatro veces al mes, el Dr. Verma aconseja ver a su médico de cabecera, quien puede verificar cualquier causa subyacente, como trastornos hemorrágicos.

  • Visita al médico de cabecera: Cómo aprovechar al máximo la cita con su médico

Cómo parar el sangrado de la nariz

  • Aplique presión directa durante dos minutos en la parte inferior carnosa de la nariz con los dedos pulgar e índice. “Esto detiene la mayoría de las hemorragias nasales, pero es necesario contar durante dos minutos y mantener la presión durante ese tiempo”, dice el Dr. Verma.
  • La nariz es un humidificador sensible, así que aplique vaselina para evitar que se seque cuando hace frío. O use un humidificador en su hogar.
  • No se suene la nariz de forma demasiado agresiva.
  • Tenga en cuenta que algunos medicamentos complementarios pueden aumentar el riesgo de hemorragia. Estos incluyen vitamina E, ginkgo biloba y cohosh negro, que pueden usarse para aliviar los síntomas de la menopausia.

Escrito por Sarah Marinos

Leave a Comment