Skip to content

Por qué lo ‘suficientemente bueno’ es bueno para ti

Octubre 3, 2021

La lucha por la perfección tiene sus trampas. De hecho, serás más feliz si apuntas al bien.

Vivimos en un mundo donde la perfección es el estándar de oro.

Intentamos ser el socio perfecto, padre, jefe, colega, amigo, hijo o hija.

Queremos entregar un informe o una presentación perfectos, superar constantemente nuestra mejor marca personal en el campo deportivo o en el gimnasio, o mostrar una vida y un estilo perfectos en nuestro feed de Instagram.

La desventaja de la perfección

Pero la búsqueda de la perfección puede generar estrés y la sensación de que nunca somos suficientes.

Lynne dice que perseguir la perfección conduce a ansiedad, depresión, náuseas, insomnio y terminamos reprendiéndonos por no hacerlo lo suficientemente bien.

Perseguimos una meta difícil de alcanzar que requiere tiempo y energía que podríamos gastar mejor en cuidarnos a nosotros mismos y a nuestros seres queridos.

  • Relacionado: Cómo dominar el arte del amor propio

El arte de ser ‘suficientemente bueno’

La líder empresarial Lynne Cazaly dice que en lugar de aspirar a ser impecables, deberíamos aspirar a “lo suficientemente bueno”.

La clave es adoptar un enfoque “-ish” de la vida, y la buena noticia es que ya sabe cómo hacerlo.

“Si alguien te pregunta a qué hora quieres quedar, podrías responder ‘seis’, que significa más o menos o lo suficientemente cerca”, dice Lynne, autora de Ish: el problema con nuestra búsqueda de la perfección.

“La mayoría de nosotros ‘-ish’ ya. Todos han sacado algo del cesto de la ropa sucia y lo han vuelto a poner.

“La mayoría de la gente ha tenido un hijo enfermo y ha juntado algo para el trabajo que era ‘bueno’.

“Cuando aceptamos un estándar menor, el mundo no cede ante nosotros”.

  • Relacionado: Cómo encontrar tu confianza interior

Consejos para una vida ‘-ish’

Lynne recomienda hacer tres preguntas al determinar si lo suficientemente bueno o “-ish” es apropiado:

  • ¿Es factible?
  • Es aceptable?
  • ¿Es factible?

“Pregúntese si esa actividad o tarea se puede realizar en un estilo -ish”, dice ella.

“Mira si se aceptará -ish. Tenemos muchos estándares y expectativas en su mayoría invisibles que no podemos ver y no compartir con los demás, y podemos dejar que algunos de ellos caduquen, o al menos podemos aliviarlos un poco.

“¿Y es factible? ¿Tiene sentido hacer esto de una manera -ish?

“Recuerde que la mejor calidad en algunas cosas realmente no importa.

“La próxima vez que sientas la presión de ser perfecto, di a ti mismo: ‘Voy a guardar mis altos estándares y mi mejor esfuerzo para las cosas que realmente importan’, y dedicar menos tiempo a las cosas que importan menos”.

  • Relacionado: Cómo ser feliz en todos los rincones de tu vida.

Escrito por Sarah Marinos.