Skip to content

Los puntos calientes de gérmenes ocultos en su hogar

Septiembre 27, 2021

Claro, puede fregar su baño de arriba a abajo, pero un lugar de su casa tiene 4000 veces la cantidad de bacterias que su inodoro.

Entonces, ¿cuáles son las partes de su casa más plagadas de gérmenes y cómo las mantiene limpias?

  • Relacionado: 10 cosas que no sabías sobre los gérmenes

Bolsa de maquillaje

Si los cosméticos en su neceser de maquillaje han vencido su fecha de caducidad, probablemente sean portadores de bacterias.

La Universidad Metropolitana de Londres descubrió que las bases antiguas, los brillos de labios y los lápices labiales pueden contener bacterias que causan septicemia, gastroenteritis, infecciones de heridas e infecciones del tracto urinario y respiratorio.

La solución: Deseche el maquillaje cuando caduque y lave las brochas de maquillaje todas las semanas.

Alfombra

Los ácaros del polvo suelen llamar hogar a las alfombras y producen excrementos que agravan el eccema y el asma.

El moho, la caspa de las mascotas, las células de la piel y la suciedad de los zapatos aumentan el factor bacteriano.

Investigadores estadounidenses encontraron que las alfombras contienen alrededor de 200.000 bacterias por centímetro cuadrado.

En contraste, un asiento de inodoro tiene alrededor de 49 bacterias por pulgada cuadrada.

La solución: Aspire las alfombras con regularidad y déles una limpieza profunda profesional al menos una vez al año.

  • Relacionado: 5 formas de mantener su hogar saludable y libre de toxinas

gérmenes de teléfonos móviles

Teléfono móvil

Una investigación del Reino Unido encontró que uno de cada seis teléfonos móviles está contaminado con materia fecal, debido a que las personas no se lavan las manos con jabón después de ir al baño.

Alrededor del 16 por ciento de los teléfonos también contienen E. coli que puede provocar graves molestias estomacales e intoxicación alimentaria.

La solución: Limpie los teléfonos móviles al final de cada día con un paño de microfibra o una toallita desinfectante.

Teclados y control remoto

El teclado de su computadora y el control remoto del televisor son un caldo de cultivo de gérmenes.

Los estudios han encontrado que la levadura y el moho crecen fácilmente en hasta el 68 por ciento de los teclados de computadora y el 55 por ciento de los controles remotos.

La solución: Limpie su teclado, mouse y controles remotos con toallitas desinfectantes un par de veces a la semana.

Cama

Las bacterias y los hongos no son compañeros ideales, pero muchos de nosotros compartimos nuestras camas con los ácaros del polvo y sus excrementos.

Su almohada también puede acumular hongos y su colchón probablemente alberga litros de sudor.

La solución: Lave la ropa de cama con agua caliente una vez a la semana y aspire el colchón y la almohada también una vez a la semana.

Dinero

¿Quién no ama el dinero?

Pero podemos prescindir de los invitados invisibles que viven en nuestras notas.

Cuando los billetes de banco cambian de manos, también propagan bacterias como la salmonela y la E. coli.

Algunos investigadores también encontraron gérmenes orales y de mascotas.

La solución: Siempre que maneje dinero, lávese bien las manos con agua caliente y jabón.

gérmenes de mascotas

Cuenco para mascotas

El tazón de agua de su perro es potencialmente una de las áreas de su hogar más afectadas por las bacterias, y los tazones contienen gérmenes que pueden enfermar a las mascotas y a los dueños.

Es probable que el recuento de bacterias sea peor si el recipiente es de plástico o cerámica, dicen los investigadores de ciencias animales.

La solución: Reduzca el riesgo de bacterias utilizando un recipiente para mascotas de acero inoxidable.

  • Relacionado: Por qué una mascota enferma significa una familia enferma

Toallas y esponjas de cocina

Una investigación estadounidense realizada por la National Sanitation Foundation encontró que más del 75 por ciento de las esponjas y paños de cocina son portadores de bacterias como la salmonela, E. coli e incluso trazas de materia fecal.

Cambie sus paños de cocina varias veces a la semana y remoje las esponjas de cocina en agua tibia con una pizca de lejía.

Escrito por Sarah Marinos.