Skip to content

El mágico impulso del estado de ánimo de la oxitocina

Septiembre 18, 2021

A menudo conocida como la ‘hormona del amor’ o la ‘sustancia química del abrazo’, la mayoría de nosotros sabemos que la oxitocina tiene algo que ver con el vínculo humano. Pero, ¿qué tan importante es realmente?

En los últimos años, la oxitocina se ha relacionado cada vez más con una variedad de comportamientos de relación esenciales que incluyen la generosidad, la confianza y la empatía, y podría ser el ingrediente esencial detrás de las amistades sólidas y los lazos románticos.

¿Qué es la oxitocina?

La oxitocina es un péptido (un tipo de hormona) que actúa como mensajero químico dentro de nuestro cuerpo.

El investigador de psiquiatría biológica, el Dr. Daniel Quintana, dice que ayuda a los humanos a comprender las señales sociales y, en última instancia, “influye en nuestros pensamientos y comportamientos”.

La reproducción es un área en la que los científicos coinciden en que juega un papel especialmente importante.

Los vínculos con el trabajo de parto, la lactancia materna y el vínculo materno se conocen desde hace más de un siglo, dice el Dr. Quintana.

“En las mujeres, los niveles de oxitocina aumentan durante el embarazo, el parto y cuando están amamantando”, dice.

De hecho, en la actualidad, a menudo se administra oxitocina a las mujeres durante el parto para desencadenar las contracciones.

También se ha descubierto que ayuda a la producción de leche en las madres que amamantan y ayuda a establecer el vínculo madre-hijo.

  • Papás ​​y bebés: Cómo los padres pueden vincularse con sus bebés

Entonces, ¿es la oxitocina realmente la hormona del amor?

La psicóloga de Melbourne, la Dra. Kelly Allen, dice que está bastante bien establecido que la oxitocina es la hormona del cuerpo asociada con la vinculación entre personas y grupos.

“Lo encontramos especialmente en las relaciones íntimas, entre una madre y su hijo, así como en las parejas”, dice ella.

También se ha relacionado fuertemente con los orgasmos, con concentraciones que aumentan tanto para hombres como para mujeres cuando se ponen juguetones en el dormitorio.

  • Intimízate: 5 razones por las que el sexo es bueno para ti

Si bien juega un papel en la atracción física, otro estudio revela que la oxitocina también puede cambiar toda nuestra forma de pensar y podría actuar como “lentes de color rosa” para hacernos ver a las parejas de manera más positiva.

Estos vínculos con los comportamientos positivos en las relaciones hacen que muchos investigadores estén de acuerdo en que la oxitocina es muy valiosa detrás de escena cuando se trata de la lujuria y el amor.

Sin embargo, la hormona también tiene un lado oscuro, según el Dr. Allen: se ha relacionado con sentimientos de favoritismo y superioridad que pueden crear sesgos negativos, prejuicios e incluso puntos de vista racistas hacia las personas fuera del grupo.

Pero en mejores noticias, los investigadores están probando hormonas creadas artificialmente que imitan la oxitocina y pueden ayudar a las personas con afecciones como el autismo y la esquizofrenia a conectarse mejor en situaciones y relaciones sociales.

  • Ayudante alto: Las razones comprobadas por las que debes ser amable con los demás

¿Los abrazos pueden aumentar los niveles de oxitocina?

Quizás. Si bien la oxitocina se produce naturalmente en el cerebro, algunos estudios en animales en ratas, vacas y cerdos sugieren que los niveles se pueden aumentar mediante los abrazos.

Sin embargo, los estudios en humanos que intentan replicar esto han arrojado “resultados mixtos”, según el Dr. Quintana.

Sin embargo, no hay nada de malo en intentarlo (especialmente porque es el Día Nacional del Abrazo el 21 de enero).

Escrito por Alex White.