Skip to content

¿Debería seguir una dieta baja en FODMAP?

Octubre 14, 2021

Evitar un grupo de azúcares llamados FODMAP puede ayudar a aliviar los síntomas intestinales debilitantes, pero hay algunas cosas que debe saber antes de comenzar.

Para cuando Vanessa Hutchinson escuchó la palabra “FODMAP”, llevaba años viviendo con un estómago sensible y dolorido.

“Afectó gravemente mi vida diaria”, dice. “A menudo me siento mal durante días”.

Después de que las pruebas encontraron que Vanessa no era intolerante al gluten o la lactosa, se le recomendó que revisara la aplicación de dieta FODMAP de la Universidad de Monash (un acrónimo de fermentados, oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles) y algo hizo clic.

Después de iniciar una dieta baja en FODMAP, los síntomas de Vanessa prácticamente desaparecieron.

Entonces, ¿qué son exactamente los FODMAP? ¿Por qué causan problemas a algunas personas? ¿Y qué debe hacer si sospecha que es uno de ellos?

Aquí hay cosas clave que debe saber sobre los FODMAP:

¿Qué son los FODMAP?

Los FODMAP son una colección de carbohidratos de cadena corta, o azúcares, que el intestino no absorbe adecuadamente.

Esa es una buena noticia para las bacterias intestinales, que utilizan los FODMAP como fuente de combustible al fermentarlos.

Pero es una mala noticia para las personas que tienen síndrome del intestino irritable (SII), un trastorno que afecta a uno de cada cinco australianos.

“En las personas con SII, los FODMAP causan síntomas gastrointestinales como diarrea, dolor abdominal, gases e hinchazón excesivos”, dice Dakota Rhys-Jones, dietista investigadora del Departamento de Gastroenterología de la Universidad de Monash, donde el término FODMAP se acuñó por primera vez en 2005.

Para las personas con SII, la forma en que el gas que es producto del proceso de fermentación estira naturalmente la pared intestinal provoca sensaciones exageradas de dolor e incomodidad.

  • Salud intestinal: 5 formas naturales de estimular las bacterias intestinales

¿Qué alimentos contienen FODMAP?

Los FODMAP se encuentran en una amplia variedad de alimentos.

Estos incluyen frutas, verduras, panes, cereales, nueces, legumbres y confitería.

Si bien algunos son alimentos con alto contenido de FODMAP, como el yogur, las manzanas y los anacardos, otros son alimentos con bajo contenido de FODMAP, como el queso feta, la piña y los cacahuetes.

Los diferentes alimentos también contienen diferentes grupos de FODMAP.

Por ejemplo, los productos lácteos contienen lactosa, mientras que la fruta contiene fructosa.

“Cuando se trata de FODMAP, sabemos que no es un enfoque único para todos”, dice Dakota.

“No solo el grado de síntomas que causan puede ser muy variable, algunas personas pueden encontrar que solo uno o dos grupos de FODMAP les causan problemas, mientras que otras pueden experimentar síntomas de más de unos pocos grupos”.

FODMAPS e IBS

“Hemos descubierto que aproximadamente el 75 por ciento de las personas con IBS tendrán síntomas reducidos cuando reducen su ingesta de FODMAP”, dice Dakota.

Dado que otros grupos de investigación han hecho descubrimientos similares, ahora se recomienda una dieta baja en FODMAP como tratamiento de referencia para las personas diagnosticadas con síndrome del intestino irritable.

Es importante obtener un diagnóstico antes de embarcarse en una dieta baja en FODMAP.

“Los síntomas del SII pueden superponerse con otras afecciones médicas y enfermedades gastrointestinales más graves, incluida la enfermedad celíaca, por lo que es importante consultar primero a su médico para descartar cualquier otra afección médica antes de probar una dieta baja en FODMAP”, dice Dakota.

“Además, algunos FODMAP también se consideran prebióticos, lo que significa que estimulan el crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas.

“Entonces, para las personas sin SII, es importante no reducir la ingesta de FODMAP innecesariamente”.

  • Sensibilidad alimentaria: ¿Es una dieta baja en gluten adecuada para usted?

Una dieta baja en FODMAP no es para toda la vida

Una dieta baja en FODMAP no solo restringe las fibras prebióticas, sino que también puede comprometer la ingesta de nutrientes como el calcio y las vitaminas B.

“Como resultado, no se debe seguir una dieta estricta baja en FODMAP para siempre”, dice Dakota.

“La dieta es un proceso de tres pasos: bajo FODMAP, reintroducción y personalización.

“Algunas personas también pueden encontrar que sus tolerancias cambian con el tiempo, por lo que alentamos a las personas con SII a que continúen volviendo a exponer los alimentos”.

Todo el proceso se lleva a cabo mejor con la ayuda de un dietista capacitado en FODMAP.

Para Vanessa, encontrar una manera de aliviar su dolor de estómago le ha cambiado la vida, en más de un sentido.

Su viaje por la salud la inspiró a lanzar Fodbods, una gama de barras saludables compatibles con FODMAP, para ayudar a otras personas que enfrentan problemas similares.

  • Dolores de barriga: Razones por las que le puede doler el estómago.

Escrito por Karen Fittall