Cómo exfoliar tu cuerpo para conseguir una piel perfectamente radiante

La renovación de las células de nuestra piel comienza a disminuir a medida que envejecemos, lo que hace que la exfoliación sea una parte importante de una rutina de cuidado de la piel radiante.

La exfoliación no solo elimina las células muertas de la piel para dejarla súper suave; también es la preparación ideal para ayudar a mejorar la hidratación, el tratamiento corporal o la absorción del autobronceador.

Para conseguir (y mantener) su piel súper suave, intente exfoliar una vez a la semana.

  • Envejece con gracia: Consejos para ayudar a que tu piel envejezca bien

Aquí está su guía para elegir el mejor régimen exfoliante para usted:

Cómo usar exfoliantes corporales

Los exfoliantes con sal o azúcar se han convertido en exfoliantes corporales populares, ya que exfolian cada centímetro de la piel a fondo, y el lugar más fácil para usarlos es en la ducha.

  • Primero, métete en la ducha y moja tu cuerpo.
  • Luego, cierra el grifo mientras te exfolias; lo quieres en tu piel, no goteando por el desagüe.
  • Coloque el exfoliante en la palma de su mano y, con movimientos circulares, frote firmemente en su piel húmeda para crear fricción.
  • Empiece por los pies y vaya subiendo para conseguir un buen impulso circulatorio.
  • Masajee siempre hacia el corazón, ya que este sigue la circulación sanguínea. La acción de masaje mejorará la circulación sanguínea y linfática, lo que ayuda a llevar nutrientes a las células de la piel y a eliminar toxinas.
  • Enjuague con agua tibia y unte su cuerpo con un humectante corporal rico para proteger y nutrir su piel recién pulida.
  • Corrección facial: Mascarillas: la solución de primeros auxilios para la piel de tu rostro

Bricolaje: Cómo hacer tu propio exfoliante corporal

Esta receta casera utiliza cafeína reafirmante, aceite de sésamo nutritivo y eucalipto purificante.

Rinde 1,5 tazas, suficiente para tres tratamientos.

Ingredientes

  • 1/2 taza de sal marina finamente granulada
  • 1/2 taza de granos de café finamente molidos
  • 1/4 taza de aceite de sésamo
  • 1/2 cucharadita (aproximadamente 20 gotas) de aceite esencial de eucalipto

Método

  • En un tazón pequeño, mezcle la sal, el café y los aceites de sésamo y eucalipto.
  • Use el exfoliante en la ducha mientras está parado fuera del alcance de su cabezal de ducha.
  • Masajear sobre la piel húmeda con movimientos largos, firmes y semicirculares. Tómate tu tiempo para activar los ingredientes.
  • Enjuague bien.
  • Golpe de cafeína: 5 formas de utilizar el café en tu rutina de belleza

exfoliantes corporales

Cepillado corporal

¿No eres fanático de meterte en la ducha con un exfoliante corporal?

Ingrese al cepillado corporal en seco, una excelente manera sin ensuciar para exfoliar las células muertas de la piel, aumentar la circulación y el flujo linfático.

Elija un cepillo de cerdas grandes y suaves y cepille suavemente hacia arriba desde el tobillo hasta la parte posterior de la rodilla, luego desde la rodilla hasta la ingle y los ganglios linfáticos.

Utilice siempre una ligera presión con movimientos ascendentes hacia el corazón, siguiendo con la mano.

Cómo usar exfoliantes químicos

Los exfoliantes químicos contienen ácidos o enzimas y, cuando se aplican a la piel, disuelven suavemente el “pegamento” que une las células muertas de la piel.

No solo actúan en las capas superiores de la piel, sino que también penetran en la piel y disuelven las proteínas que obstruyen los poros.

Entonces, a pesar de sonar duros, los exfoliantes químicos son en realidad más suaves que los exfoliantes físicos, ya que no requieren frotarse y funcionan gradualmente, lo que los hace perfectos para pieles sensibles o propensas al acné.

Elija un gel de baño que contenga un exfoliante químico como el concentrado de ácido glicólico y utilícelo como lo haría con su gel de baño habitual.

  • Cese y desista: 6 cosas que no debes hacer para la piel que debes dejar de hacer ahora

Escrito por Nikki Yazxhi.

Leave a Comment