Skip to content

5 formas de vencer tu fobia a las agujas

Octubre 18, 2021

Entre el COVID-19 y las vacunas contra la gripe, la mayoría de nosotros enfrentamos más golpes de los habituales este año. Esto es lo que debe hacer si la idea de una aguja lo llena de pavor.

Si bien a la mayoría de las personas no les gusta que las pinchen, se estima que el 10 por ciento de las personas tienen fobia a las agujas, algunas tan temerosas que evitan cualquier tratamiento médico que pueda implicar una inyección.

El profesor de ciencias psicológicas de la Universidad de Australia Occidental, Andrew Page, dice que hay varias razones clave por las que las personas pueden tener miedo a las agujas.

“Les preocupa que la aguja pueda doler, o les preocupa si una vacuna es segura o si tendrán una reacción adversa”, dice.

Las personas con tripanofobia, una fobia a las agujas, pueden experimentar dificultad para respirar, mareos, palmas sudorosas, temblores y latidos cardíacos rápidos cuando se enfrentan a la perspectiva de una inyección.

Algunas personas se desmayan cuando su presión arterial aumenta con el miedo y desciende repentinamente.

Con el lanzamiento de la vacuna COVID-19 en marcha y la temporada de gripe acercándose, es posible que este año necesitemos más agujas de lo habitual. Entonces, ¿cómo puede manejar su miedo a las agujas?

  • Enfrenta tus miedos: Fobias comunes y como superarlas

Terapia basada en exposición

Un médico de cabecera o un psicólogo pueden sugerir una terapia basada en la exposición para superar la ansiedad alrededor de las agujas.

“Te expondrás gradualmente a las agujas con una serie de pasos no amenazantes”, explica la Dra. Anita Muñoz, presidenta victoriana del RACGP.

“Puedes mirar la imagen de una jeringa y luego tomar esa imagen.

“Cuando se sienta cómodo, puede sostener una jeringa y luego hablar sobre el proceso de vacunación.

“Luego, podría pasar a sentarse en una sala de espera donde se están aplicando las vacunas y a que le hagan un hisopado en el brazo, todo trabajando para tener una aguja usted mismo”.

  • Autocuidado: 6 cosas que hacen los psicólogos para cuidar su salud mental

Concéntrate en relajar tus músculos

La relajación muscular progresiva, que implica escanear cada uno de sus músculos y relajarlos, es otra técnica que se recomienda a menudo.

“Mientras le administran una vacuna o un análisis de sangre, concéntrese en tensar los músculos en diferentes partes de su cuerpo, pero no en el brazo donde está la aguja”, dice el Dr. Muñoz.

“Centrarse en los músculos de otras partes del cuerpo distrae la mente y el cerebro presta menos atención a la vacuna o al análisis de sangre que se está realizando”.

Distrae tu cerebro

El Dr. Muñoz sugiere usar el poder de la atención plena para vincular tener una aguja con una sensación más agradable.

“Piense en chupar una paleta para asociar el proceso de tener una aguja con algo agradable, en lugar de algo aterrador”, dice.

“Cuando llegue el momento de tener una aguja, concéntrate en esa sensación agradable para distraer tu cerebro”.

O chupa una paleta real y concéntrate en el sabor y la textura de esa paleta en tu boca.

  • Obtener ‘appy: Aplicaciones de atención plena para una mejor salud

Admite tus miedos

Dígale a la persona que le está aplicando la aguja que tiene miedo.

“No se avergüence, ven a muchas personas ansiosas”, dice el profesor Page.

“Pueden hablar contigo y distraerte mientras se realiza el procedimiento.

“La investigación muestra que la conversación es una buena distracción, así que tenga algo de qué hablar cuando llegue; pregúntele a la persona que le está aplicando la vacuna o el análisis de sangre si ha visto alguna buena película últimamente o qué hizo el fin de semana”.

  • Ayuda a la mano: ¿Por qué se tarda tanto en buscar tratamiento para la ansiedad?

Escrito por Sarah Marinos.