Skip to content

10 formas de ayudar a su hijo a sobresalir en la escuela

Julio 9, 2021

¿Se podría pavimentar el camino hacia la gloria académica con consejos dietéticos y estilos de crianza laxos? Echamos un vistazo a la investigación detrás de lo que hace que los buenos estudiantes sean excelentes.

1. Involúcrate en la escuela

¿Quiere mejorar las habilidades sociales y los resultados académicos de su hijo? Varios estudios muestran que al involucrarse con la escuela, ya sea presidiendo los P&C o ayudando en la fiesta escolar, no solo puede ayudar a su hijo a hacer eso, sino que también reducirá el riesgo de que se involucre en comportamientos perturbadores y ausentismo. .

Aliméntelos bien para ayudar a su hijo a sobresalir en la escuela.
Cómo preparar el almuerzo escolar perfecto.

2. Mira su dieta

El contenido de la lonchera ha cambiado desde que éramos niños, pero asegúrese de prestar mucha atención a cómo comen sus hijos en casa también. Los expertos recomiendan comer una dieta rica en ácidos grasos omega-3 para una función cerebral óptima y beber mucha agua para aumentar la capacidad cognitiva.

3. Lea a sus hijos

Los cuentos para dormir no solo son una forma relajante de terminar el día, sino que una investigación del Instituto de Investigación Económica y Social Aplicada de Melbourne muestra que los niños amables a los que se les lee todas las noches pronto tienen casi un año de ventaja en comparación con los que no son leídos. a.

4. Elija las actividades extracurriculares con cuidado

Desde codificación hasta baile hip-hop, las opciones para las clases después de la escuela en estos días son infinitas, pero las investigaciones muestran que si está buscando una actividad que haya demostrado que ayude a aumentar las habilidades académicas, el deporte o (si comienza a los siete años) de su hijo ) el estudio de la música es el camino a seguir.

5. Cuida tus palabras

Contrariamente a la creencia popular, decirle a sus hijos que son inteligentes (independientemente de la prueba) no significa necesariamente que vayan a intentar estar a la altura del desafío. En cambio, los investigadores recomiendan decirles que “trabajaron tan duro” cuando tienen éxito en algo los hará más propensos a asumir nuevos desafíos y sobresalir en ellos.

6. Hacer cumplir las horas de acostarse

¿Su hijo insiste en retrasar la hora de acostarse? Según un estudio, perder solo una hora de sueño por noche puede reducir el coeficiente intelectual de su hijo. Trate de dormir 11 horas para niños de 5 a 10 años y 9 horas y media para niños de 11 años en adelante.

7. Deja que cometan errores

Todos hemos sentido la necesidad de mejorar el proyecto de nuestro hijo elaborado apresuradamente, pero los expertos advierten que no deben involucrarse demasiado en su trabajo escolar. Las investigaciones muestran que hacer que mamá y papá actúen como asistentes personales puede evitar que los niños desarrollen confianza, resiliencia y sentido de responsabilidad.

8. Asegúrese de que la tarea se haga correctamente

Aunque el jurado aún está deliberando sobre si hacer tareas escolares adicionales en casa los ayuda a avanzar académicamente, las investigaciones sugieren que el ruido de fondo, como el de la televisión, sirve para sobrecargar el cerebro de su hijo para que la información solo llegue a la periferia de su memoria. Designe un área tranquila en la casa como el rincón de los deberes.

9. Pague a sus hijos

¿Te sientes tentado a dar dinero en efectivo a tus hijos a cambio de buenas calificaciones? Los investigadores encontraron que los niños a menudo tienen problemas para entender la conexión entre el trabajo y el dinero. Por lo tanto, es mejor pagar por hábitos que conduzcan a mejores calificaciones, como darles un par de dólares por cada libro que terminen.

10. Cuando todo lo demás falla, busque ayuda profesional.

Si su hijo se queja de problemas de estómago o dolores de cabeza para no tener que ir a la escuela, o si parece ansioso o triste, lo mejor es buscar primero asistencia médica. Una vez que tenga todo claro de su médico de cabecera, reúnase con el director de la escuela para discutir las posibles causas del comportamiento.